Printer BlogConsejos ImpresorasDirectorio Consejos Impresoras
Publicidad

Sistema continuo de tinta (CISS) – Sistema CISS

Consejos Impresoras >> Preguntas frecuentes >> Sistema continuo de tinta (CISS) – Sistema CISS


¿Qué es el Sistema CISS?


Sistema de tinta continua o CISS es una forma económica de imprimir sin renunciar a la calidad que proporciona una impresora de inyección de tinta. Como su nombre indica, se trata de un dispositivo que se instala de forma similar a los cartuchos y que va suministrando tinta desde un depósito o tanque.

Sistema continuo de tinta (CISS)

Este sistema supone un gran ahorro sobre todo si vas a imprimir a gran volumen y prefieres prescindir de una impresora laser.  No todas las impresoras son compatibles con este tipo de sistema por lo que, si estás interesado en adquirirlo, lo mejor es que te informes antes de qué impresoras lo admiten. A continuación, puedes mirar la lista de las principales impresoras compatibles con el sistema ciss.

El sistema de tinta continua se compone de tres partes básicas:

    Depósito CISS

  • Depósito externo o tanque: es un depósito dividido por colores (generalmente negro, cian, magenta y amarillo). Este depósito es especial, ya que se encuentra presurizado, por lo que la presión con la que sale la tinta del tanque es siempre la misma con independencia de la cantidad que contenga. Al ser también hermética, es difícil que la tinta se seque dentro del tanque.


    CISS
  • Mangueras: son unos tubos flexibles por los que va circulando la tinta hacia el sistema de cartuchos al que está conectado.














    Cartuchos CISS
  • Sistema de cartuchos/cabezales: con la misma forma que los cartuchos de la impresora, solo que suelen venir como una sola pieza (aunque depende del modelo). Estos cartuchos están vacíos hasta que se instala el sistema CISS y empieza a funcionar en la impresora







Pero, antes de decantarnos por comprar este sistema continuo de tinta, veamos un poco que ventajas y desventajas tiene:

Ventajas del sistema CISS:

  • Ahorro: puedes comprar la tinta en botes/tanques a muy buen precio. El ahorro es bastante alto si lo comparamos con la compra de cartuchos nuevos e incluso con los cartuchos rellenados.
  • Autonomía: gracias a que la cantidad de ml de tinta es mayor, para imprimir trabajos largos, no tienes que preocuparte de quedarte sin tinta.
  • Fácil instalación: si sabes instalar un cartucho, esto te resultará igual de sencillo.
  • Calidad de inyección de tinta: este sistema te permite una impresiones muy económicas pero manteniendo la calidad que corresponde a una impresora de inyección. De todas formas, esto depende del tipo de tinta que compres.


Desventajas del sistema CISS:

  • Garantía: si la impresora sufre algún daño a raíz de haber utilizado el sistema de tinta continua, corres el riesgo de perder la garantía.
  • Problemas de obstrucción o aire en la manguera: Si no se utiliza de forma regular, la tinta se puede obstruir y tener que comprar un sistema nuevo. También, debemos vigilar que la manguera siempre tenga tinta, ya que si se queda vacía, el cartucho puede llegar a quemar los conectores.
  • Tamaño: algunos consumidores encuentran un poco incómodo el tamaño del tanque, ya que va a parte de la impresora.


Preguntas frecuentes sobre el sistema CISS



¿Cómo funciona el sistema CISS?

Como podemos observar en la imagen, el sistema es bastante sencillo. La tinta parte del depósito o tanque, que tiene un filtro de aire para evitar que entren partículas no deseadas. Gracias a su presurización, este depósito irá suministrando tinta a través de la manguera aunque baje el nivel. Existe un nivel mínimo (aproximadamente un 20%) que se debe mantener en cualquier circunstancia.
Una vez llega al cartucho, este se encarga de distribuirla por el papel a imprimir.

Sistema CISS

¿Para qué se recomienda el sistema de tinta continua?

Suele recomendarse para usuarios que imprimen un gran volumen de hojas y de forma continua, es decir, por lo menos, varias veces todas las semanas. Como hemos comentado, si la impresora se deja inutilizada durante varios días (15-20 días) puede llegar a obstruirse el sistema.


Pero en ese caso ¿por qué no usar una impresora láser?

Las impresoras láser resultan bastante rentables pero tienen una menor resolución que las impresoras de tinta, por lo que, si quieres disfrutar de una gran calidad y buena resolución y, a su vez, conseguir un coste por página lo más barato posible, el sistema CISS es la mejor opción. Además, la inversión inicial que conlleva adquirir una impresora láser es mucho mayor que las de inyección de tinta.


¿Cuántas veces puedo rellenar el tanque de tinta?


La vida útil del sistema ciss depende de los cartuchos o cabezales, por lo tanto, mientras estos estén en buenas condiciones, podrás rellenar el tanque cuantas veces quieras.

*En la actualidad Epson ha sacado un tipo de impresoras que llevan este tipo de sistema incorporado: las impresoras Epson Ecotank (pincha para saber más).






No hay comentarios:

Publicar un comentario

 

Publicidad
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...